COMO SE INICIA EL TRABAJO EN UNA CLASE NUEVA

Es importante para un maestro el primer encuentro con sus jóvenes alumnos, que están acostumbrados a cierto tipo de maestro, actitudes y comportamientos (saludos, despedidas, formas de hablar) de acuerdo a los tipos de actividades que se presenten en el aula.

En el grupo siempre hay ciertos líderes, cabecillas de grupitos en el salón, miembros que ejercen una influencia decisiva en la formación de la opinión grupal. Son los alumnos más influyentes y más queridos.


DSC05503

La clase ha tenido una relación determinada con el maestro, como es su territorio; por así decirlo, está familiarizado con él.  Un nuevo maestro accede al aula, lleno de relaciones y reglas, por eso debe ganarse su puesto y hacerse respetar por la clase (pruebas que debe superar el  maestro novato: q le hagan o no caso, controlar el grupo, motivar, etc.)  Para evitar un tanto esto cabe:

a)    Conseguir la mayor información posible sobre la clase, antes de acceder a ella.

b)    Se pide al maestro titular un plano de los puestos, o uno mismo lo hace, y se comienza cuanto antes a aprender los nombres de los alumnos.

c)     Se solicita información al maestro de los alumnos, sobre el tipo de grupo, quienes requieren atención especial y/o tienen determinadas funciones en la clase.

LAS CARACTERISTICAS DE LOS ALUMNOS NO SON RASGOS FISICOS, SI NO QUE SON PARTE DE UN COMPORTAMIENTO ANTE UN DOCENTE DETERMINADO.

DSC05517

De ser posible se pregunta por direcciones y oficios de los padres. Ello ayuda a comprender más rápido a los alumnos y a entrar en contacto con ellos.

  • Familiarizarse con el espacio del aula será importante= permite adquirir una visión provisional del trabajo escolar.
  • Se hace un plan provisional de trabajo para la primera clase, se consulta el plan de trabajo de las clases correspondientes y se analizan los medios de aprendizaje.
  • Tener como propósito no mostrarse susceptible cuando algo no valla como lo deseamos. Si pasa algo desagradable, aclarar con firmeza que no es agradable, puesto que perjudica el trabajo en común y la armonía.
  • Comenzar con una lección que permita mostrar cuanto han avanzado los alumnos, y que les muestre como pensamos trabajar con ellos.
  • En ingles por ejemplo, leer un texto o hacer algún ejercicio, proporcionando algún tipo de explicación interesante y dando a entender que todavía quedan muchas cosas  por aprender.

Se deja para después otro tipo de  actividades organizativas. Es esencial  que los alumnos nos perciban como maestros  que saben lo que quieren, tienen un plan racional y dan una clase interesante. Comportarse de mane4ra natural, neutral y objetiva; solo nos proponemos en  nuestro interior si fuere el caso modificar esto o  aquello.

Al llegar al primer encuentro, hay que estar en el aula antes que los alumnos y, a su llegada, saludarlos individualmente y preguntarles su nombre. Nos presentamos ante la clase, y escribimos nuestro nombre en la pizarra, formular nuestras intenciones de trabajar en común con la finalidad de aprender algo, esperamos hacer todo lo que sea necesario para su trabajo y aprendizaje, estar a su disposición cuando se presenten dificultades. El tipo de expresión  debe ser acorde a la edad y las características de la clase.

Puede darse algún aporte de humor y mostramos  nuestra cara humana. Puede ser que la participación de la clase será más rica y viva si actuamos así.

Importante resulta observar cuidadosamente que reglas han sido establecidas e internalizadas. Solo entonces  podemos conceder algo más de libertad.